BIOGRAFIA     OBRAS     BLOG     PRENSA     CONTACTO

 
 

Feria del Libro de Madrid 2018

Image result for feria del libro de madrid 2018Este año va a ser muy sencillo encontrarme firmando en la Feria del Libro de Madrid. ¡De hecho, lo difícil será pasar por allí sin que yo te vea!

Estaré firmando los tres fines de semana de Feria más un día extra de propina, y me encantaría que te pasaras a verme, aunque solo sea para saludar. Como dije el año pasado, CUALQUIERA de estos días puedes acercarte a CUALQUIERA de estas casetas para que te firme CUALQUIER libro que se esté quieto el tiempo suficiente. Creo que es lo justo.

Aquí va el borrador de mi calendario de firmas, en cuanto pueda especificaré el horario concreto para cada una, aunque en general el horario de mañana va de las 12:00 a las 14:00 y el de tarde de las 18:00 a las 20:00:

 

Sábado, 26 de mayo 

Mañana: Casetas 108-109 de la Librería EL DRAGÓN LECTOR

Tarde: Caseta 44 de la Librería SERENDIPIAS (junto a los ilustradores Luján Fernández y David Sierra Listón)

 

Domingo, 27 de mayo

Mañana: Caseta 113 de la Librería LIBERESPACIO

 

Sábado, 2 de junio

Mañana: Caseta 98 de la Librería TURULETRAS

Tarde: Caseta 273 de la Editorial ANAYA

 

Domingo, 3 de junio

Mañana: Caseta 164 de la Editorial KALANDRAKA

 

Viernes, 8 de junio

Tarde: Caseta 42 de la Librería MAR DE LETRAS

 

Sábado, 9 de junio

Mañana: Caseta 65 de la Librería LITA HORMIGUITA

Tarde: Caseta 80 de la Librería KIRIKÚ Y LA BRUJA

 

Domingo, 10 de junio

Mañana: Caseta 100 de la Librería DIDACTALIA

Tarde: Caseta 200-201 de la Editorial SM (junto a Luján Fernández, ilustradora de las Princesas Dragón)

 

 

¡Ah, y se puede repetir, que no engorda!

Soy un adolescente (¡o lo intento con mi nuevo libro!)

Hay canciones que llegan a destiempo.

Eso fue lo que sentí cuando descubrí Welcome To My Life, de la banda de rock canadiense Simple Plan, un grito de rabia y angustia adolescente en forma de canción. Y digo que llegó a destiempo porque cuando se publicó en 2004 yo debía de estar precisamente escapando de la adolescencia (un poco tarde, pero la salida debía de estar mal señalizada). Lo que me hubiera gustado chillarla encerrado en mi habitación con la cara llena de espinillas y mis padres aporreando la puerta. Pero en 2004 yo ya era un hombre medio hecho y casi derecho y hubiera sido sonrojante verme cantar cosas como “no entiendes lo que es ser como yo” o “me han abandonado en la oscuridad”. Me da hasta cosilla pensarlo.

Pero luego va la editorial MAEVA y te propone escribir un pedazo de libro para adolescentes (un “libraco”, la verdad) y te pasas meses intentando enfundarte de nuevo en la piel de ese jovenzuelo que dejaste de ser hacer mucho, entrevistándote con quinceañeros para actualizarte y haciendo memoria para tratar de entender mejor ese viaje a la frontera que es la adolescencia. Y no te da vergüenza reconocer que aún queda dentro de ti mucho del teenager perdido, apasionado e inseguro que fuiste. Y te pones Welcome to my life a todo volumen sin sonrojarte. De hecho esta canción ha sido la banda sonora del proceso creativo de Soy un adolescente, ¿y yo qué culpa tengo?, que acaba de publicar MAEVA Young y del que me siento especialmente orgulloso.

 

libros_portada-soy-un-adolescente

ÉCHALE UN VISTAZO AL LIBRO AQUÍ

A través de una treintena de capítulos, este «librotutorial» recorre temas como el acoso escolar, las adicciones, el machismo, las decepciones amorosas o la sexualidad desde un lenguaje fresco y sin sermones. Cada uno de estos capítulos está dividido en tres partes: un monólogo de ficción en la voz de un youtuber adolescente, un comentario razonado del autor (ese soy yo) y una referencia a algún personaje histórico o celebridad que ejemplifican el problema tratado. Lleno de referencias a la cultura adolescente, a  internet y a las redes sociales, creo que leer este libro es como navegar por la red en busca de respuestas. O incluso mucho mejor, porque ni siquiera los menos aficionados a la lectura se resistirán a las desternillantes ilustraciones de Luisa Vera, que hacen el libro doblemente divertido. Porque a veces no hay mejor modo de tratar temas serios que a través del humor.  Y no solo es apto  para  jóvenes…  también  para  los  que intentan comprenderlos o comunicarse con ellos sin que corran a esconderse tras la puerta de su habitación o la pantalla de su móvil.

  4

Quiero aclarar, por último, que en realidad esta obra es la hermana pequeña de otro que ya existe: Soy una adolescente, nadie es perfecto, de la gran María Menéndez Ponte, a la que nunca agradeceré lo suficiente que me recomendase para escribir el nuevo libro, orientado en este caso a los problemas específicos del adolescente varón pero que cualquiera puede leer. Una vez más…¡gracias, María!

 

Soy una adolescente

 

Ah. Y como no nos privamos de nada, aquí os dejo también el correspondiente booktrailer.

 

 

 

Hasta otra, teenagers 

 

 

Érase un disparate… ¡en el Colegio El Espinillo!

Por segundo año consecutivo he tenido el placer de visitar este pequeño templo de la lectura llamado Colegio El Espinillo, en Madrid. Un año más, al dúo artístico de “Las Mercedes” se les unió la fabulosa Cristina para, ya como trío poético, invitarme y guiarme en esta nueva aventura con alumnos de primero y segundo de primaria. También estaban en cartel, por supuesto, otros artistas y “artistos” invitados pero, como no recuerdo los nombres de todos, les mando un abrazo conjunto, mis más efusivas gracias por su recibimiento y unas pocas disculpas por mi mala memoria.

Este año, la charla poética estuvo reservada a los del primer curso que, un año más, me sorprendieron con  respuestas frescas, poéticas e inesperadas a mis formales preguntas literarias, que me reafirman en mi idea de que, en estos encuentros, siempre recibo más de lo que doy. Juntos recitamos, cantamos, rapeamos, cazamos gazapos poéticos, coreamos, aullamos y hasta inventamos chistes en verso. Y, sobre todo, aprendimos a ponernos las gafas de la poesía para mirar de forma nueva las clases, las pizarras y los pupitres. También por supuesto, me obsequiaron con algunas obras plásticas que van a parar a la mágica caja de El Espinillo. Aquí va, como muestra, este retrato que me hizo Erik. Me sacó “calcao”:

 

edf

 

También quiero mostrar el fantabulostupendo libro que me regalaron los de segundo curso. En él, cada uno y cada una reinterpretó su personaje o composición favorita de mis libros. ¡Y menudas reinterpretaciones! Los ilustradores originales ya están llevándose las manos a la cabeza ante semejante generación que, más que pisando fuerte, nos viene pisando encima, tal es su talento y su creatividad.

 

edf

 

Con los tres grupos de segundo, además, nos centramos en la narrativa e hicimos un breve recorrido por el proceso de creación de una historia… y por supuesto creamos las nuestras, propias y originales Y eso es lo que hoy voy a ofreceros como última muestra de mi visita. Siguiendo con el viejo ejercicio de “Érase una vez un disparate”, aquí tenéis dos historias improvisadas por alumnos de El Espinillo utilizando las herramientas más baratas del cuentista: las palabras, la imaginación y la originalidad.

 

Érase una vez un vampiro que se enamoró perdidamente de una vaca…

La feliz pareja, casi como si anticipara su ya próxima luna de miel, decidió hacer un viajecito… pues eso… ¡a la luna! (Irene)

Allí extendieron su mantel de picnic y su cesta de mimbre y, renunciando por amor a sus costumbres culinarias, se bebieron una gran botella de leche (David)

El vampiro, al terminar, comenzó a elogiar la belleza de su amada, centrándose sobre todo en la blancura y perfección de sus cuernos (Roberto)

La vaca, terriblemente emocionada por la inminente propuesta de matrimonio que se avecinaba, se desmayó (Katia)

Al levantarse para socorrerla, el vampiro resbaló, con tan mala suerte que se cayó de la luna (Manuel)

Al despertar, la vaca se encontró sola y desamparada. Ya pensaba que la habían abandonado cuando el vampiro logró regresar (Ángela)

Feliz por haberse reencontrado con la vaca, el vampiro dio una voltereta triunfal alrededor de su amada… (Daniel)

 

dav

 

Érase una gallina que, en vez de huevos, ponía galletas de chocolate…

La gallina, incapaz de contenerse, se comía todas las galletas que ponía (Amelia)

Hasta que un día, de repente, notó un sabor extraño en el pico… ¡la galleta que acababa de poner era de caca! ¡Puag! (Martín)

Sin embargo, la galleta de caca fue una bendición… A partir de aquel momento la gallina comenzó a poner desayunos completos con helado incluido (Inés)

Pero la golosa gallina se comió también uno de aquellos helados… y se quedó congelada (Javi)

El granjero se dijo a sí mismo que una gallina granizada no sirve para nada y la echó a la calle  (Luis Mario)

Por suerte, en la calle el sol la descongeló. Entonces se puso en marcha hasta encontrar otra granja, donde además encontró novia (Marcos)

A los pocos meses, ambas, tuvieron pollitos. ¡Por suerte no estaban congelados, que si no habrían sido politos! (Marta)

 

¡Hasta la próxima, Espinill@s!

¡XV Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil!

Hace ya bastante, un mediodía de diciembre de 2007, recibí en el móvil una llamada de un número desconocido. Un tal Pablo Cruz me anunciaba que había ganado el XXVI Concurso de Narrativa Infantil Vila d’Ibi convocado por el ayuntamiento de esta localidad alicantina en colaboración con la editorial Anaya. Casi ni recordaba que, unos meses antes, había pasado todo un caluroso mes de agosto frente al ordenador y viajando por las alcantarillas sin salir de mi habitación.

No se me da demasiado bien escribir sobre emociones, especialmente sobre las propias. Lo único que se me ocurre decir es que aquella noche no dormí ni un solo minuto. No hacía más que pensar en mi futuro libro. Mi primer libro. Klaus Nowak, limpiador de alcantarillas.

El sábado pasado, también a mediodía y casi exactamente diez años después, mi móvil volvió a sonar.

Las cosas han cambiado bastante desde la primera llamada misteriosa. Mi móvil, por ejemplo, que ahora tiene colores, y WhatsApp, y decenas de iconos que no sé ni para qué sirven. También ahora sé quién es Pablo Cruz, que de trabajar como editor pasó rápidamente a dirigir el departamento de Literatura Infantil y Juvenil de Anaya. Y supongo que he cambiado yo, que poco a poco voy aprendiendo más sobre todo el trabajo que supone producir un libro.

Pero no he debido de cambiar tanto, porque cuando descolgué el teléfono y el mismo Pablo me comunicó que había resultado ganador del Premio Anaya de Literatura Infantil y Juvenil, no sentí menos nervios ni menos emoción que allá por 2007. Y tampoco ahora puedo hacer más que pensar en mi futuro libro: Apestoso tío Muffin, que nuevamente publicará Anaya.

xv-premio-anaya-logo

La historia del pobre Muffin y su falsa sobrina Emma (ya contaré más sobre ellos llegado el momento) lleva años dando vueltas en mi cabeza y mi ordenador. Tanto es así que ambos aparecen ya en esta ilustración de hace años que voy a mostraros, en la que David Sierra me dibujó rodeado de algunos de mis personajes. Ahí están los O.T.R.O.S., Viktor y Olinda Mutig, Luke Ackermann y su sapo Globo, el monstruo que se esconde en el buzón de correos (también él se atreverá a salir a la luz algún día)…

 

Personajes

 

Y además, emergiendo de su alcantarilla, está Klaus Nowak, justo detrás de una pareja que camina de la mano: Muffin y Emma. Yo siempre había creído que Klaus me estaba mirando a mí, pero ahora creo que, tal vez, los miraba a ellos. No digo más.

Bueno, solo una cosa: ¡muchas gracias! A los miembros del jurado, al Sr. Anaya (así lo dijo un niño en un encuentro), a los que me animaron a participar, a los que me ayudan a corregir…

 

 

…y, sobre todo, a los lectores.

Un libro fuera de la ley

portada Cuentos criminales

 

Lo creas o no, todas las personas adultas, incluso las de mayor tamaño, empiezan siendo niños como tú. Así ocurre con los escritores, con las ministras, con los peluqueros y con tu profesora de Geografía.

Hasta los policías como yo hemos sido pequeños alguna vez.

En aquel entonces, en lugar del inspector Archibald Wilson, con licencia nº 2.506, era tan solo el pequeño Archie. Y me metía en tantos líos como tú.

Por ejemplo, a los siete años se me ocurrió anunciar durante la cena de Navidad que algún día escribiría un libro de cuentos de bandidos para niños. Al instante, mi tío abuelo Max se desmayó sobre la fuente del pavo asado.

Los demás no se lo tomaron tan en serio y se contentaron con gritar como fieras.

—¡Qué vergüenza, Archie! —aullaron mis padres.

—¡Esas no son cosas que deban contarse a los niños! —berrearon mis hermanos.

—¡De cabeza al reformatorio! —rugieron mis tías.

—¡Al ladrón, al ladrón, al asesino, al criminal! —se les unió mi tío abuelo Max, volviendo en sí y chorreando salsa de manzana por la alfombra.

Mis abuelas no gritaron nada, pero se pasaron la noche destejiendo bufandas y calcetines, y el único regalo que recibí al día siguiente fue un colorido amasijo de lanas enredadas.

Y, sin embargo, ¿por qué no?

¿No están los cuentos de toda la vida, por ejemplo, repletos de bandidos?

¿No usurpó acaso el lobo la identidad de la abuelita?

¿No quisieron estafar al príncipe las hermanastras de Cenicienta?

¿No pretendía la madrastra asesinar a Blancanieves?

Hasta aquel ladrón llamado Pulgarcito le birló al ogro las botas de siete leguas.

¡Criminales, criminales, criminales!

ladron blog

¡Shhhhh! Este es el comienzo de Cuentos Criminales, un proyecto personal que lleva años fraguándose en mi cabeza y en mi ordenador y que, gracias a la editorial Libre Albedrío, al fin se ha convertido en un señor libro. Una obra que incluye siete relatos lleno de peligrosos bandidos, divertidos misterios, estafas monumentales y, sobre todo, mucho humor gamberro.

Esta vez el culpable de las ilustraciones es David Sierra Listón, un artista fuera de la ley que con su talento ha dado vida y atmósfera a estos crímenes disparatados. Espero que muy pronto tengáis oportunidad de echarle un vistazo clandestino, porque…

¡A FINALES DE NOVIEMBRE YA PODRÉIS ROBARLO ADQUIRIRLO EN LAS MEJORES LIBRERÍAS!

.

.

Lo único que os pido es que no llaméis a la policía…

Las Princesas Dragón… ¡en pegatinas!

Llevo un tiempo adelantando que, antes de que vea la luz la cuarta novela de las Princesas Dragón (cosa que ocurrirá hacia septiembre), SM planeaba sacar alguna sorpresilla relacionada con la colección. De momento, aquí está la primera: dos divertídisimos cuadernos con cientos de pegatinas (literalmente cientos) y un montón de coloridos fondos para que los lectores inventen y diseñen a su gusto los paisajes de los Cuatro Reinos. Aunque la absoluta protagonista de estos álbumes es la ilustración, cada uno de ellos tiene, además, una pequeña historia protagonizada por Bamba, Nuna y Koko que incluso los más pequeños de la casa podrán seguir fácilmente:

 

Criaturas Mágicas

El primero de los cuadernos, que lleva por título Criaturas mágicas, narra el viaje que nuestras protagonistas emprenden en busca de los seres más extraordinarios de los Cuatro Reinos: duendes, sirenas, ogros, troles y dragones, por nombrar solo algunos.

 

Rumbo a Nánabu

En el segundo, Rumbo a Nánabu, las princesas deciden pasar una temporada en la capital del Reino del Este, donde se meterán en un montón de líos por culpa de Gumi, el dragoncito, y pondrán patas arriba las calles, el mercado, las tiendas, el teatro y hasta el Palacio Real.

Princeses Drac adhesius

No te pierdas estas dos pequeñas obras de arte con las que podrás vivir tus propias aventuras y en las que Luján Fernández ha puesto, una vez más, todo su cariño e imaginación. Ah, por supuesto y como el resto de la colección… también disponibles en catalán en el sello CRUÏLLA.

 

 

¡A pegar todo el mundo!

A firmar a la Feria, a feriar a la Firma

 

Retiro-2014-680x365

Este año voy a tener la suerte de acudir a firmar varios días a la Feria del Libro de Madrid y, como gran novedad, visitaré también las Ferias de Tres Cantos y Colmenar Viejo. Aquí va mi pequeño calendario de firmas.

No importa si nos conocemos o no, si te gusta lo que escribo o te horroriza, si eres de los que compran o de los que solo miran… me encantaría que te pasaras en algún momento para saludar. CUALQUIERA de estos días puedes acercarte a CUALQUIERA de estas casetas para que te firme CUALQUIER libro. Preferiblemente que lo haya escrito yo, eso sí.

 

Domingo 14 de mayo (12:00 – 14:00)

FERIA DEL LIBRO DE COLMENAR

Caseta de la Librería Cabás (firma)

 

Domingo 14 de mayo (a partir de las 18:00)

FERIA DEL LIBRO DE TRES CANTOS

Caseta de la Librería Serendipias (firma)

 

Sábado 27 de mayo (11:00 – 14:00)

FERIA DEL LIBRO DE MADRID

Caseta nº 204-205 de Editorial SM (firma)

 

Sábado 27 de mayo (18:00 – 21:00)

FERIA DEL LIBRO DE MADRID

Caseta nº 256 de Editorial ALGAR (firma)

 

Domingo 28 de mayo (12:00 – 14:30)

FERIA DEL LIBRO DE MADRID

Caseta nº 99 de Librería Lita Hormiguita (firma)

 

Domingo 28 de mayo (17:00 – 18:00)

FERIA DEL LIBRO DE MADRID

Pabellón de Actividades (presentación de la colección Princesas Dragón)

 

Sábado 10 de junio (12:00 – 14:30)

FERIA DEL LIBRO DE MADRID

Caseta nº 179 de Editorial KALANDRAKA (firma)

 

 

Venga, no hagas pereza y vente.

Trastario, entre los Mejores Libros para Niños y Jóvenes 2017 (Banco del Libro)

Este año, el Día del Libro ha venido con regalo. El Banco del Libro (sección venezolana del IBBY) ha celebrado una nueva edición de Los Mejores Libros para Niños y Jóvenes, una selección de títulos infantiles y juveniles de calidad elegidos entre los publicados durante el año anterior por editoriales de habla hispana de España y Latinoamérica (tanto originales como traducciones).

¡Y mi Trastario, publicado por Kalandraka e ilustrado por Betania Zacarías, se ha colado entre los cinco ganadores en la Categoría de Infantil! ¡¡¡Mil gracias!!!

 

trastario-C

Aquí os enlazo (a través de la revista Babar) una lista con todos los ganadores y seleccionados. Además, para celebrarlo, os dejo uno de mis poemas favoritos del libro:

 

trastario-3

Tic tac toc

 “Tic-tac.”

(susurraba él).

“Toc-toc.”

(susurró la otra).

Él le regaló un minuto.

Ella suspiró una gota.

Se ha enamorado el reloj

de la cañería rota.

.

.

Sed muy trastos

Día de la Poesía… ¡en el Colegio Los Jarales!

Este año he tenido la suerte de celebrar el Día Mundial de la Poesía (21 de marzo) entre niñ@s, libros y versos. La fiesta tuvo lugar en la acogedora biblioteca del C.E.I.P. Los Jarales de Las Rozas, donde gracias a la iniciativa de Ana, maestra y bibliotecaria, disfruté de tres encuentros con los chicos y chicas de 3º y 4º de primaria. Una vez más, llegué con intención de sorprenderles y el sorprendido fui yo. Sorprendido de sus ocurrencias, de su sensibilidad, de su talento y de todo lo que habían preparado de cara a mi visita:

 

DSC_1540Mural poético

.

DSC_1542“La luna / es un espejo / entre los tejados / ayer un avión / por querer mirarse / la rompió en pedazos”

.

DSC_1541“El chicle viajero ve el mundo pegado al tacón de una bota”

.

También como suele ocurrir, y a pesar de que yo -lo confieso- siempre me llevo mi guión bien preparadito por miedo a que la improvisación me falle, cada encuentro fue único, como irrepetibles fueron los versos que juntos nos inventamos y las distintas dinámicas de grupos. Aquellos fueron más tranquilos, esos otros, más traviesos. Había niñ@s que ya “venían poetas” de casa y otros a los que los versos se les resistían… pero todos, todos, todos acabaron por darse cuenta de que jugar con las palabras no es más difícil que hacerlo con un balón. Con la ventaja de que las palabras no rompen las lunas de los espejos. Y, hablando de lunas, aquí tenéis una de las recopilaciones de versos que me regalaron y que titularon “Lunáticos”:

.

IMG_20170326_112506 IMG_20170326_112556 IMG_20170326_112627 IMG_20170326_112708

.

Bueno, y no os perdáis esta otra, que por cuestión de tiempo no se pudo encuadernar, pero en la que los chavales me invitaban a asomarme a su propia mirada poética:

.

IMG_20170326_112901

.

Y más regalos, y más versos, y más palabras… algunas ¡hasta en chino!

.

IMG_20170326_113127

IMG_20170326_113053

.

Por último, y creo que esta fue mi sorpresa favorita, quiero enseñar la genial iniciativa del profesorado, que animó a los alumnos a decorar cada una de las puertas de las clases que visité con motivos relativos a mi poesía. Gracias a estos artistas, a Ana y al resto de maestr@s surgieron estas obras de arte basadas en un acróstico con mi nombre, en el Ciudacertijo del buzón, en Los postes del telégrafo, en Receta para hacer un monstruo, en De día y de noche y en Al poeta se le acaba la cuerda.

.

Puertas

.

Gracias a tod@s por vuestro recibimiento. Por el entusiasmo. Por los versos…

.

¡¿Repetimos el próximo 21 de marzo?!

Visita al C.E.I.P. “El Espinillo” de Madrid

Todos los encuentros con lectores tienen algo de especial. Lamentablemente, uno no tiene ocasión de dedicar un post a cada uno de ellos. Si por mí fuera, dedicaría un post a cada lector con el que me he encontrado.

Sin embargo, la visita al C.E.I.P. El Espinillo de Madrid no puedo dejar de mencionarla.

Fue un encuentro que comenzó en realidad hace mucho tiempo, cuando a Mercedes, una magnífica profesora de Primaria, se le ocurrió proponer a sus alumnos que me escribieran un mail como parte de una actividad en la que l@s niñ@s debían aprender a dirigirse a alguien desconocido para ell@s. Y así fue como empecé a dejar de serlo.

 

princesas[1]

Las Princesas Dragón según Sofía

.

Seguimos intercambiando mails, preguntas ¡y hasta versos! Estos chavales encantadores habían leído/jugado con Trastario y Ciudad Laberinto, y además mostraban un sorprendente interés por la poesía, hasta el punto de que Mercedes me aseguró de que varios de ellos estaban decididos a ser poetas. ¿Pero eso dónde se ha visto? Yo creía que ahora todos querían ser youtubers o deportistas.

 

viaje_al_polo[1]

Ilustración de Irene para el poema “Viaje al polo”

.

Muchos vinieron a visitarme a la Feria del Libro de Madrid, incluyendo a una segunda Mercedes que venía en representación de la primera pero que no por ello era menos apasionada de su profesión. Qué importante es la motivación de los profes, hasta el punto de que cuando los encuentros salen redondos lo considero más mérito suyo que mío.

 

pregunta[1]

Gabriel pregunta: “¿Cuántos premios has ganado?” y “¿Para qué te sirven los premios?”. Toma ya.

 

De hecho, gracias a la labor de “las dos Mercedes” y de un equipo de galácticas de la enseñanza  (especial mención a la delantera Cristina… y no menciono a más por miedo a dejar a alguien fuera) el encuentro fue un exitazo. Han sido ellas las que han acercado la poesía a los chavales de 1º, 2º y 3º de primaria, las que les han enseñado que hay algo más en las palabras de lo que a primera vista se ve, las que les han convencido de que un autor puede molar tanto como un futbolista. Y eso unido a que l@s chic@s eran majísim@s… pues triunfo por goleada. Durante la visita hubo risas, hubo poemas, hubo abrazos, hubo preguntas, hubo nervios y hubo de todo. De todo menos tiempo… me quedé con ganas de más. Por suerte me quedan un montón de regalos para recordarlo, y en especial este volumen titulado Poesespi, que ya ocupa un lugar en mi “estantería de honor”:

 

portada_libro[1] libro_1[1] libro_2[1]libro_4[1]

 

También son unos artistas del retrato…

 

retrato_2[1]retrato_1[1] retrato_3[1]

 

Y esta chulada de caja para guardarlo todo:

 

caja_1[1] caja_2[1]

 

Bueno, no me enrollo más por hoy. Ojalá nunca falten encuentros como este.

 

 

¡Gracias, Espinill@s!