Pedro Mañas

Klaus Nowak

 

KLAUS NOWAK, LIMPIADOR DE ALCANTARILLAS

Primer premio del XXVI Concurso de Narrativa Infantil Vila d’Ibi (2007)

Klaus+Nowak+limpiador+de+alcantarillas.jpg
 

NOVELA INFANTIL

EDITORIAL ANAYA INFANTIL Y JUVENIL (Primera edición: Abril 2008) - Colección El Duende Verde

TAPA BLANDA, 96 páginas

EDAD RECOMENDADA: +9 AÑOS

SINOPSIS: Klaus Nowak malvive con sus abuelos en una casucha miserable del Barrio Viejo, donde pasa hambre y frío. Las cosas empeoran el día en que el muchacho cumple dieciséis años y se ve obligado a emplearse como limpiador de alcantarillas, un oficio que le parece sucio y vergonzoso. Klaus cree que la mala suerte le persigue, pero lo que no sospecha es que bajo las calles de la ciudad le espera un mundo sorprendente y misterioso que va a cambiar su vida por completo.

ILUSTRADOR: Max Hierro

OTROS IDIOMAS: Catalán

¡LEE EL PRIMER CAPÍTULO!

ASÓMATE A ESTE LIBRO…

«Si os he citado aquí es por un buen motivo. Esta es la Plaza Noftendorf, el corazón de la ciudad. En ella veréis, al menos, dieciocho guardias urbanos, tres líneas de autobús y diez de tranvía. Cuatro bocas de metro. Seis cajas de ahorros, cuatro fuentes y una estatua de un señor a caballo. Ahora mismo no sé deciros porqué le hicieron una estatua, pero seguramente fue porque hizo algo importante (el hombre, no el caballo). […]

Aquí se cruzan las dos Avenidas más importantes y anchas de la ciudad: La Avenida de los Fresnos y la Avenida de los Castaños. […] Con las grandes avenidas no hay peligro. Marchan rectas durante kilómetros y kilómetros y las recorren diariamente cientos de automóviles, ambulancias, furgones de bomberos, camiones y motocicletas. Nadie se pierde en ellas.

Las callejuelas, sin embargo… No, no, yo de vosotros no me fiaría de ellas. Las callejuelas se divierten haciendo perderse a los viajeros. Se enredan unas con otras y se enroscan como culebras. Se llenan de niebla espesa cuando uno menos se lo espera. Suben de repente hasta alturas absurdas y luego bajan en peligrosa pendiente, como si estuvieran vivas. Conozco a más de uno que fue a dar un paseo por las callejuelas de esta ciudad y tardó varias horas en salir de allí. Así que sed prudentes, y no me perdáis de vista en cuanto entremos en el Barrio Viejo. Allí es donde tendrán lugar los principales acontecimientos.»