Pedro Mañas

Rebecca Paradise

 

LA VIDA SECRETA DE REBECCA PARADISE

Obra ganadora del XXXVII Premio El Barco de Vapor de la editorial SM (2015)

La vida secreta de Rebecca Paradise.jpg
 

NOVELA INFANTIL

EDITORIAL SM (Primera edición: Abril 2015) - Colección Barco de Vapor (serie roja)

TAPA BLANDA, 256 páginas

EDAD RECOMENDADA: 10-12 AÑOS

SINOPSIS: Úrsula se odia a sí misma, y eso le hace odiar casi todo lo demás. Lo único que tiene son unas pocas lombrices, varios motes horribles, bastantes suspensos en Francés y un montón de mentiras con las que intenta hacer creer a los demás que todo va bien. 

Rebecca, en cambio, es una misteriosa agente secreta con una vida emocionante, las uñas de los pies pintadas de verde esmeralda y una gran colección de pendientes. 

¿Quién podía imaginar que Úrsula y Rebecca fueran en realidad la misma niña? Una identidad secreta creada por internet cambiará la vida de la protagonista de esta extraña historia.

ILUSTRADORA: Bea Tormo

OTROS IDIOMAS: Francés, farsi (PRÓXIMAMENTE) y ruso (PRÓXIMAMENTE)

¡LEE LOS PRIMEROS CAPÍTULOS!

 
 
 

ASÓMATE A ESTE LIBRO…

«Mientras mareaba los espaguetis con el tenedor, me puse a pensar en lo que vendría después de aquel primer lunes de colegio. Seguramente, un primer martes. Y después, un primer miércoles y un jueves y un viernes y un fin de semana preguntándome qué ocurriría al lunes siguiente. Y sería una pregunta idiota, porque todo, todo, todo seguiría siempre igual, con cientos de Sofías por encima de mí y miles de charcos bajo mi culo. Daba igual que fuera la escuela número cuatro o la número cuatro mil. El mundo seguiría dando vueltas como mi tenedor, y nada cambiaría ni para mí ni para los espaguetis. Ellos seguirían siendo flacos y amarillos. Yo, mentirosa y estúpida. Y así hasta marearnos.

Detuve el tenedor para probar la pasta, que me supo demasiado a tomate, bastante a queso rallado y un poco a lágrimas. Y me di cuenta de que estaba llorando.

Y entonces, a pesar de lo que odio a los magos, se me ocurrió que no iba a quedarme más remedio que ejecutar una vez más mi gran truco. Un truco muy complicado que llevo años ensayando para intentar huir de los problemas. Un truco que se realiza sin chistera, sin varita y sin palabras mágicas. El truco de convertirse en una persona invisible.»